jml

· La aplicación del principio 20/80

.
Del libro "100 Propuestas para atrevidos"
Barcelona (Catalunya) © 2007 Josep Marc Laporta

A veces, la diligencia aprovecha más que la ciencia.
(John Netter)


El principio de Pareto, también conocido como la regla 20/80, es un concepto que acuñó el sociólogo y economista italiano Vilfredo Pareto (1848-1923), al referirse que el 20% de la población de su país poseía el 80% de las propiedades. Es evidente que estas cifras son muy descriptivas y varían según la utilización que posteriormente se pretenda realizar; no obstante, su aplicación permite observar diferentes cuestiones como si fuese una regla.

Con los años, este principio ha sufrido muchas adaptaciones y aplicaciones, tanto en la política, como en la economía y en otros ámbitos sociales. Por ejemplo, en muchas empresas donde se realiza un análisis de las ventas se observa que el 80% de la facturación la realizan el 20% de los clientes. Esta información es muy valiosa si se quiere determinar qué clientes son estratégicamente más importantes para la compañía y quienes no lo son.

En otro orden de aplicación del principio se asegura que el 20% de cualquier cosa producirá el 80% de los efectos, mientras que el 80% restante solamente cuenta para el 20% de los efectos. Esta correspondencia es la de esta propuesta: aplicar adecuadamente el principio 20/80 a la organización de nuestro tiempo y recursos.

El 20% de la actividad deberá producir el 80% de los resultados

Uno de los errores más comunes es trabajar sin ninguna planificación concreta en cuanto a la efectividad del esfuerzo. Habitualmente se planifican las horas de trabajo, se contabiliza el material a utilizar, se sacan conclusiones respecto a la productividad final, etc. pero no se atiende cual es la relación entre esfuerzo y efectividad.

Especialmente en el Estado Español, donde la productividad por concentración en el trabajo es más baja que en otros países europeos, es conveniente tener en cuenta el principio 20/80. Si no atendemos, es posible que en lugar de utilizar el 20% de nuestras actividades para producir un 80% de resultados, estemos invirtiendo radicalmente el concepto: el 80% de nuestras actividades estén produciendo el 20% de los resultados, lo cual significaría una gran pérdida de tiempo, esfuerzos y recursos.

Para producir el 80% de los resultados con un 20% de las actividades es necesario tener en cuenta diversos aspectos:
—Identificar qué 20% de las actividades que realizamos produce el 80% de los resultados importantes, y concentrarnos en este 20%. Esto implica que si tenemos 10 coses a realizar, aproximadamente 2 de ellas serán igual o más valiosas que los otros 8 asuntos restantes.
—Identificar el 20% de las persones, cosas, productos o situaciones que causan la mayoría de los problemas (80%) y evitarlos.
—Antes de empezar a trabajar hacerse la pregunta: ¿esta actividad es del 20% o del 80%? La repuesta nos proporcionará la prioridad e idoneidad.
—No poner atención en el 80% de las tareas de menor importancia hasta que no se haya atendido el 20% esencial. A pesar de que el 20% a menudo son las tareas más difíciles, pero ya que la tasa de rendimiento es tan alta y el tiempo y energía tan limitados, este 20% será la llave del éxito.

La administración de la vida es la administración de uno mismo, del tiempo, de lo que se hace y se pretende hacer. Para alcanzar el éxito hay que tomar un control inteligente y sabio de todas las cosas. Gran parte de este control es saber decidir qué hacer y cuándo realizarlo. El principio de Pareto es muy adaptable y se puede aplicar a muchas de las decisiones cotidianas, ya sean profesionales o privadas.
.
Licencia de Creative Commons

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada